Politica

Vox exige negociar el acuerdo programático de PP y Ciudadanos para apoyar la investidura

0

Ni los populares ni los de Rivera admiten alteraciones en su pacto hasta que se constituya el Gobierno

Pasado el escollo de la votación de la Mesa del Parlamento, queda una última fase para que el Gobierno del cambio en Andalucía impulsado por PP y Ciudadanos se materialice, la investidura y la formación del Ejecutivo. En esa nueva senda, que ambas fuerzas llevan muy avanzada, Vox es de nuevo decisivo y hoy mismo ha vuelto a advertir de que para ganarse su apoyo quiere tener un hueco en la mesa de negociación y tratar el acuerdo programático que los dos partidos cerraron el día de Navidad. Una imposición que no ha sido recibida de igual modo en las filas populares y las de los de Albert Rivera. En el PP no tienen inconveniente en considerar al partido de extrema derecha como una de las formaciones que integran el cambio en Andalucía y están abiertos a discutir el pacto, pero no introducirán modificaciones ni sellarán pactos paralelos que alteren el contenido del trato programático con los de Rivera. En Ciudadanos son más tajantes y no quieren que se toque ni una coma, al menos hasta que no se constituya el Ejecutivo.

“Las negociaciones para formar Gobierno en Andalucía con el PP y Ciudadanos comienzan a partir del día de hoy”, ha asegurado el secretario general de Vox, Javier Ortega, a la salida del pleno de constitución del Parlamento andaluz. “No nos sentimos responsables ni obligados con otros acuerdos que hayan podido pactar esas dos formaciones políticas. La negociación será clara, transparente y leal, pero también será difícil porque trataremos muchas cuestiones”, ha dicho Ortega tras advertir de que discutirán con ambas fuerzas “punto por punto”.

El dirigente del partido de extrema derecha no ha querido confirmar si exigirán cambios en el acuerdo programático, que blinda las competencias autonómicas, las leyes de igualdad aprobadas en Andalucía o la protección de homosexuales y transexuales, puntos con los que Vox es especialmente beligerante. El cabeza de lista de la formación en esta comunidad, Francisco Serrano, ha reconocido que el pacto entre PP y Ciudadanos contiene medidas que no coinciden con el decálogo de Vox, y ha insistido en que en la mesa de negociación ellos plantearán “sus exigencias”, pero que durante la legislatura “en unas cosas” apoyarán al Gobierno y en otras ejercerán “una oposición leal”.

El líder del PP andaluz y candidato a presidencia de la Junta, Juan Manuel Moreno, no tiene inconveniente en estudiar el acuerdo programático con la extrema derecha. “A partir de hoy seguimos dialogando con otras fuerzas políticas y, especialmente, con las que integran el cambio”, ha señalado tras la sesión inaugural de la XI legislatura. “Fruto de ese diálogo se establecen decisiones”, ha insistido. Desde la formación, no obstante, se asegura que ningún acuerdo al que se pueda llegar con otros grupos políticos puede desvirtuar ni modificar el que se ha firmado con Ciudadanos. Si, una vez formado Gobierno, hay que negociar proyectos de ley u otras propuestas formuladas desde otras fuerzas políticas, se tratará en su momento, afirman.

Ciudadanos es mucho más taxativo. Su secretario general, José Manuel Villegas, presente también en la tribuna de invitados del Parlamento, ha sido muy claro al advertir de que su partido no permitirá que otra fuerza introduzca modificaciones en el acuerdo programático alcanzado con el PP. “Nuestro acuerdo está cerrado con el PP, los términos programáticos, y ahora hay que cerrar la formación de Gobierno, quién va a componer ese Gobierno”. “Ni en la composición del Gobierno ni en el programa de gobierno, en esas 90 medidas pactadas, vamos a aceptar que haya cambios al pacto que tenemos con el PP”, ha indicado. Su líder en Andalucía, Juan Marín, ha sido más flexible, condicionando cualquier alteración, eso sí, a que el Ejecutivo eche a andar. “A lo largo de la legislatura se pueden incluir otras medidas”, ha dicho, en sintonía con los parámetros del PP.

En su estrategia de marcar públicamente las negociaciones para el cambio en Andalucía, Vox busca implicar a Ciudadanos, pero la formación insiste en que ellos solo tienen un interlocutor, el PP. No obstante, al partido de extrema derecha le sirve, de momento, la escenificación, como la que este miércoles logró a última hora de la noche, con la fotografía del secretario general de los populares, Teodoro García Egea, y Ortega, firmando un documento en la sede del Parlamento andaluz. La imagen venía precedida de una tarde en la que el líder nacional de Vox, Santiago Abascal, amagó a través de Twitter con no respaldar el acuerdo sobre la Mesa si populares y Ciudadanos no le reclamaban formalmente el apoyo, un apoyo que, no obstante, García Egea y Ortega habían dejado zanjado horas antes durante un discreto encuentro en Sevilla.

La sobreactuación del PSOE y Podemos en Andalucía

Previous article

Andalucía inicia un nuevo ciclo político con un Parlamento controlado por la derecha

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Politica