Economía

Telefónica vuelve a crecer en España diez años después en plena guerra del fútbol

0

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. Efe

“España es nuestro buque insignia. Y aquí volvemos a crecer después de demasiados años”, decía este jueves José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, con indisimulada satisfacción. Y es que la operadora ha elevado sus ingresos en el mercado español tras una larga travesía en el desierto de una década y además en un año particularmente complejo para el negocio patrio.

Telefónica España registró unos ingresos el año pasado de 12.706 millones de euros, lo que supone un incremento del 0,4%. El crecimiento es muy leve, en cualquier otro caso se consideraría un problemático estancamiento. Pero para la compañía es importante porque no se apuntaba un aumento de los ingresos en España desde 2008, porque crece por primera vez en diez años.

Facha de la sede de Telefónica en Madrid.

economia

Telefónica gana un 6,4% más pese a menores ingresos y reduce deuda en 2.445 millones

David [email protected] @davidpagep

Telefónica obtuvo un beneficio neto de 3.331 millones de euros en 2018, lo que supone un incremento del 6,4% más que el año anterior. Una mejora del resultado que permite[…]

Y ello en el año en que estalló una auténtica guerra de precios en el sector, con el fútbol en televisión como ariete. La decisión de Vodafone de renunciar a gran parte de los contenidos fútbolísticos elevaba la factura que tenían que asumir las operadoras que sí seguían con ellos en su oferta televisiva, muy especialmente Movistar y en menor medida Orange.

Ambas compañías se lanzaron a disputarse los más de 300.000 clientes de Vodafone con paquetes que tuvieran fútbol con ofertas con precio de derribo, mientras que el operador rojo también respondía con descuentos permanentes de hasta el 50%. Una guerra que, junto al crecimiento desbordante de MásMóvil (ajeno a la batalla por el fútbol en TV), llevó la agresividad comercial al límite y las portabilidades –el cambio de una compañía a otra- a niveles récord tanto en móvil como en fijo, hasta los 10 millones de trasvases en conjunto.

Telefónica perdió 29.500 clientes que se fueron a sus rivales directos (portabilidades), pero ganó 422.000 nuevas líneas de móvil en el conjunto de 2018, hasta superar los 16 millones y más de un 30% de cuota. En paralelo, el grupo también incrementó su cartera de clientes de banda ancha fija (internet en casa o en la empresa) con 122.000 nuevas líneas, hasta rebasar los 6 millones.

Todo ello, en plena guerra comercial. Una situación que ha hecho que se resienta la rentabilidad de la compañía en el mercado doméstico. El resultado operativo antes de amortizaciones (Oibda) de Telefónica España alcanzó los 4.763 millones de euros en el conjunto del ejercicio, un 3,8% menos en un año, aunque en términos orgánicos –sin tener en cuenta el cambio de perímetro- descendió sólo un 1,3%.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

economia

Telefónica respalda la ‘tasa Google’ para que los gigantes online paguen impuestos

David [email protected] @davidpagep

Telefónica se ha instalado en una pugna permanente entre sus dos almas. Una, la de la compañía de servicios e infraestructuras de telecomunicaciones tradicionales que choca con los gigantes online[…]

“El entorno competitivo ahora ha vuelto a la normalidad. Sigue siendo competitivo, pero se ha enfriado”, subraya Ángel Vila, consejero delegado de Telefónica. En el tercer trimestre del 2018, con el inicio de la temporada de fútgol, hubo mucha intensidad competitiva para captar clientes. Ahora la situación se ha tranquilizado”. De hecho, la compañía subraya que tanto ella como parte de sus rivales han subido en los últimos meses sus tarifas siguiendo la estrategia de más por más: más servicios a cambio de más dinero.

El 28-A no es un riesgo, pero sí Cataluña

Con el crecimiento recuperado en España, Telefónica se muestra optimista de continuar con él este año y no ve un “factor de riesgo” para la evolución de sus negocios el contexto de parón político por el adelanto electoral para el 28 de abril.

Pallete subraya que la compañía seguirá adelante con las inversiones y los despliegues de red previstos. “Para una compañía como Telefónica que invierte y que seguirá invirtiendo, porque no es un hedge fund que entra y sale de los mercados, es muy importante la estabilidad. Necesitamos estabilidad y previsibilidad”, apunta el presidente de Telefónica.

Las portabilidades de teléfono móvil, en máximos históricos.

economia

La gran guerra de las telecos: 7,6 millones de clientes cambian de compañía en un año

David [email protected] @davidpagep

La agresividad comercial en el negocio de las telecomunicaciones está revolucionando el sector. Las grandes operadoras se han lanzado a una dura batalla por ganar cuota de mercado, o para[…]

“Cualquier cosa que no genere estabilidad nos preocupa y lo que no es bueno para España no es bueno para nosotros”, indicaba Pallete. Pero no se refería a la inestabilidad  política que puede generar un proceso electoral y las eventuales dificultades para formar Gobierno tras el 28-A. En este caso, cuando advertía del riesgo de falta de estabilidad se refería a Cataluña y al choque por el independentismo.

¿Desinversiones? Sí, pero sin prisa

Telefónica ha cerrado en las últimas semanas la venta de todas las filiales que tenía en Centroamérica en una doble operación por 2.025 millones de euros. La compañía ya avisó hace un par de años que tenía en revisión varios de sus negocios internacionales para determinar la manera de ponerlos en valor: reestructurándolos para ser más rentable, buscando alianzas o poniéndolos en venta.

Y el grupo pretende seguir haciéndolo. ¿Va a haber nuevas desinversiones? Sí, pero “sin ninguna prisa, sin ninguna urgencia”, explica Pallete. Y es que aunque uno de las grandes necesidades de la compañía es rebajar deuda (lo ha hecho en unos 12.000 millones en apenas dos años y medio, hasta situarla por debajo de los 42.000 millones), insiste en que no le hace falta malvender nada para conseguirlo. “No sentimos la necesidad de vender activos a cualquier precio para rebajar la deuda”.

economia

¿Por qué las telecos quieren volver a subir sus tarifas? Los precios han caído un 25% en cinco años

David [email protected] @davidpagep

El sector acaba de salir de una cruenta guerra de precios a cuenta del fútbol en televisión. Durante el verano las grandes operadoras de telecomunicaciones han lanzado agresivas rebajas de[…]

En este sentido, Telefónica ha parado por completo el plan para sacar a bolsa una parte de su negocio británico por la inestabilidad generada por el Brexit. “La salida a bolsa está descartada”, apunta Pallete, que además da a entender que, tras la frustrada operación de venta a Hutchinson de hace un par de años, 02 se queda.

“No necesitamos vender Reino Unido. Nos sentimos muy cómodos, y se ha convertido en un activo fundamental. Ya no nos hace falta vender para desapalancar”, indica el presidente. Y es que Telefónica ha rebajado deuda por 12.000 millones en tres años cuando con la venta de O2 iba a obtener uno 13.000 millones. “Hemos reducido deuda lo mismo que si hubiéramos vendido, pero ahora no tendríamos ese negocio que se comporta tan bien”.

La visión es diferente para el negocio en México. Una filial con cuyo desempeño “no estamos satisfechos, no estamos contentos”. El grupo ha lanzado un nuevo plan para relanzar el negocio en México, pero si en este proceso surgiera una oportunidad de venta se estudiará.

Sánchez deja hecho un plan con 400 millones para reflotar zonas en que cierren nucleares y el carbón

Previous article

Los bancos se preparan para una guerra comercial por la subrogación de hipotecas

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Economía