Internacional/Mundo

México respalda los cambios radicales de López Obrador

0

El izquierdista logra transformar en sus primeros cien días la imagen de la presidencia con una cruzada contra la corrupción y una política de transparencia

Los primeros cien días de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México han sido frenéticos, con intensos y aveces caóticos intentos de cumplir su promesa de «transformación radical» que no han mermado su enorme popularidad. Conocido como AMLO, el izquierdista declarado abiertamente 'antiestablishment' asumió el cargo el pasado 1 de diciembre -destronando a los dos partidos que han gobernado el país durante nueve décadas- gracias a un 53% de los votos que le permitió hacerse con amplias mayorías con las dos cámaras del Congreso.

Desde entonces, su cruzada contra la corrupción en favor de la austeridad ha transformado la imagen de la presidencia mexicana, después de renunciar a la mansión presidencial, al avión privado, a los guardaespaldas y al 60% de su sueldo.

La rebaja de las perspectivas económicas, la tregua con el empresariado y una relativa tranquilidad macroeconómica han marcado los primeros cien días de AMLO, que se cumplen hoy. El líder del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena) asumió el cargo con muchas promesas: acabar con la corrupción y la violencia, ayudar a los mas desfavorecidos y promover una economía centrada en beneficiar a la ciudadanía y no solo a las empresas.

Ya antes de comenzar su mandato hubo polémicas como la cancelación del proyecto del aeropuerto de Texcoco, presupuestado en casi 12.000 millones de euros, o la eliminación de las comisiones bancarias, una medida propuesta por su partido en el Legislativo y actualmente en evaluación tras caer la bolsa un 5,81 %. Pese a que ello generó choques en los mercados, ni el peso mexicano ni la bolsa han padecido demasiados cambios. La moneda nacional se ha apreciado frente al dólar desde diciembre, rozando esta semana 19,25 unidades por billete verde. Todo ello gracias a «la fortaleza macroeconómica» y a una política fiscal con «un cariz conservador, incluso ortodoxo», según el profesor titular de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Carlos Javier Cabrera.

El presupuesto público de 2019, el primero del equipo del izquierdista López Obrador, fue visto por analistas como realista, pese a dar un giro social con programas como las pensiones.

Estrategia de comunicación

De lunes a viernes, a las siete de la mañana y sin fallar un solo día, el presidente mexicano, López Obrador, ha ofrecido una conferencia de prensa con la que ha marcado la agenda política y mediática del país durante sus primeros cien días de Gobierno.

Desde que asumió el poder, el mandatario izquierdista ha ofrecido 67 ruedas de prensa desde el Palacio Nacional, con duraciones que oscilan desde los cincuenta minutos hasta las dos horas. En total han sido unas 94 horas de ruedas de prensa, algo más de 5.000 minutos hablando. De mantener este ritmo, el presidente, de 65 años, podría cerrar su mandato en octubre de 2024 tras haber ofrecido unas 1.400 conferencias, conocidas en México como 'mañaneras'.

Si esta práctica ya es inusitada a nivel mundial, en México lo es todavía más, puesto que en este país los presidentes ofrecían tradicionalmente conferencias de prensa en muy contadas ocasiones.

Un falso presidente provoca a Bolsonaro

Previous article

Zingaretti presenta sus credenciales frente al caos del Gobierno italiano

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *