Deportes

«Entendí que en el Barça sobraba y me borré»

0

Final de la Copa del Rey

Aficionados azulgranas de Sevilla, donde mañana se juega la final de Copa, relatan la incomodidad y la decepción con el club por su postura ante el secesionismo

La implicación del Fútbol Club Barcelona en las cuestiones políticas relacionadas con el proceso independentista que en los últimos años se ha vivido en Cataluña ha causado toda clase de disgustos en buena parte de los aficionados del Barça que viven en Cataluña y por supuesto en los que viven en el resto de España, que se han visto puestos ante severas contradicciones por defender sus colores. Ha sido tal este agobio que el presidente de la Federación de Peñas Barcelonistas de Sevilla, Eduardo Quílez, decidió junto a sus compañeros no hablar en público de nada más que de fútbol. Llegaron a tanta saturación que asumieron que cada uno en privado tenía su inclinación política determinada, pero que cuando hablaran en representación de sus cargos se limitarían al Barça y los asuntos de sus peñas.

«Es que no hablamos de política ni para decir que no hablamos de política», sentencia Quílez, un poco harto de que siempre le pregunten lo mismo. «Nosotros somos del Fútbol Club Barcelona, nos gusta el fútbol, nos gusta el Barça, organizamos viajes y entradas, estamos por los peñistas y no tenemos ninguna opinión política. Un día nos reunimos y entre todos decidimos que ésta sería mi posición como presidente de la federación de peñas», cuenta a dos días de la final de Copa entre el Barça y el Valencia en el Benito Villamarín.

«Y créame que es mejor así, porque no nos hacemos ningún favor, ni los unos ni los otros, cuando entramos en terrenos que no tienen nada que ver. Le explicaré dos momentos de mi vida. La última final en la que estuve fue la de Valencia, en 2011: el Madrid de Mourinho nos ganó por 1 a 0. Éramos unos 35.000 culés. Los que pitaron el himno de España y al Rey hicieron mucho ruido, pero no eran más de 100. El segundo momento fue en el último Sevilla-Barça. Las peñas barcelonistas de Andalucía y Extremadura nos sentamos juntas y animamos todos al Barça. Y de uno y otro lado de la grada, algunos aficionados del Sevilla nos empezaron a gritar: «hijoputa catalán, vete a tu país», cuando allí no había ningún catalán y éramos todos extremeños o andaluces. ¿Lo ve como no tiene ningún sentido?».

Más extenso es Jaime García, empresario, creador de la ginebra Exótica. «Yo ahora tengo 46 años y he aprendido a llevarlo mejor, pero en el colegio estuve siempre discriminado por ser del Barça. Que yo no sea independentista no significa que el odio hacia lo catalán no exista. Yo lo conocí desde muy pequeño». Fue el abuelo paterno de Jaime el responsable de su barcelonismo. «Nació en Barcelona y se crió allí hasta los 16 años, porque su padre era Guardia Civil. Luego le destinaron a Extremadura y finalmente a Sevilla, donde yo nací. Mi primer partido del Barça fue contra el Betis y yo tenía 4 años».

Peñas fuera

Jaime está muy molesto con la actual junta del Barcelona: «Laporta por lo menos iba de cara. Fue un gran presidente en lo deportivo y en lo otro no me gustó nada, pero no llevaba máscara. Estos de ahora parecen tontos. No se aclaran ni en lo político ni en lo deportivo. No toman decisiones claras, y así nos va». Sobre si alguna vez se ha planteado dejar de ser del Barça, responde que «de ninguna manera». «Yo soy del Barça, es mi sentimiento. Esto es como cuando estás enamorado: por mucho que a tu padre no le guste la muchacha, tú sigues con ella y hasta te casas, aunque puede que al final tu padre tenga razón y te salga prostituta». También el hijo de Jaime, Carlos, de 9 años, sufre en el colegio la presión de ser del Barça, pero insiste en su barcelonismo, firme como su padre. «De momento, aguanta», cuenta Jaime, «pero lo que no puede ser, y esto todo el mundo tiene que entenderlo, es que tú les hables del último gol de Messi y haya quien te responda con lo del golpe de Estado. Yo no estoy para nada de acuerdo con los independentistas, y Bartomeu perjudica al Barça haciendo lo que hace, y tendría que recordar que hay más peñas fuera de Cataluña que en Cataluña, pero dicho esto, hablemos de fútbol, que es lo nuestro, y dejemos la política».

«No me he vuelto anti, pero no quiero formar parte de un club al servicio de una idea supremacista» Carlos Herrera , Periodista

Quien ya no ha podido más es nuestro querido Carlos Herrera, andaluz de nacimiento y catalán de crecimiento, bético por amor y barcelonista por fascinación. Fue su padrino, don Pablo García Gallardo, quien le llevó por vez primera al Camp Nou, a su edad de diez años. «Cuando vi al gigante temblaron mis carnes morenas y decidí que yo siempre sería del Barça». Y así vivió: «Bético y rendido al veneno del Barça, de hecho como mi padre, del Betis por sentimiento y barcelonista por agradecimiento a los años que vivimos en Mataró. Todo fue bien mientras con Núñez y con Gaspart el Barça se mantuvo independiente del nacionalismo catalán. Laporta supo crear un proyecto campeón en lo deportivo, pero empezó a poner al club al servicio del independentismo». Pero como Jaime García, Herrera lamenta «los candidatos que vinieron a continuación y que se pusieron todos la camiseta de la estelada, sin ser ni siquiera independentistas: sólo por esa cobardía escénica del qué dirán. Y así acabé entendiendo que yo en aquel Barça sobraba y me borré».

No se siente nostálgico de su barcelonismo: «Yo con el Betis estoy muy entretenido. Y que conste que no me he vuelto antibarcelonista, ni quiero que el Barça pierda o que le humillen, pero no quiero formar parte de un club al servicio de una idea supremacista y exclusiva». Sobre la final de mañana dice: «Se juega en mi campo y gozaré del partido, pero sin estar con uno o con otro equipo».

Landa y Carapaz, la pinza del Movistar para hacer daño en el Giro

Previous article

Ekaitz Cancela: Hay que quitar la propiedad de los datos a Google y Facebook

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Deportes