Politica

El Vaticano evita inmiscuirse en la exhumación de Franco y la negativa del abad

0

El prior del Valle de los Caídos negó esta semana al Gobierno el acceso a la tumba

El Vaticano ha declarado este sábado que no tiene nada que aportar al conflicto por la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco, que ha entrado en una nueva fase tras la negativa del abad del Valle de los Caídos a permitir al Gobierno el acceso al templo. El portavoz interino de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, ha confirmado, a través de una nota, la postura que hasta ahora ha mantenido la Santa Sede y su intención de permanecer ajena a la disputa. “Sobre la traslación de los restos de Franco no tengo nada que agregar con respecto a lo ya afirmado por la Santa Sede, o sea que el asunto concierne a su familia, al Gobierno español y a la Iglesia local”.

Esta semana, la Iglesia española comunicó oficialmente al Gobierno la negativa del abad del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, a conceder el permiso para la exhumación. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, explicó que ahora el Ejecutivo se dirigirá a los superiores del abad porque son quienes tienen la “autoridad” para resolver esta crisis. Sobre el abad del Valle solo tienen potestad directa el abad de Solesmes, Philippe Dupont, y en última instancia, el Papa. Tras conocer el anuncio este periódico se puso en contacto con el Vaticano, que en ese momento no quiso hacer declaraciones. Este sábado por la tarde la oficina de prensa de la Santa Sede envió el escueto comunicado con las declaraciones del portavoz, “en respuesta a las preguntas de algunos periodistas”, que confirman la línea cauta y reservada que el Vaticano ha mantenido hasta ahora.

La Santa Sede ha adoptado siempre un perfil discreto en este asunto y ha limitado al máximo sus intervenciones públicas, a pesar de que el conflicto se sigue con particular preocupación en el Vaticano. Hasta el momento no ha tomado posición, siguiendo su estilo habitual, y también ha preferido no mediar, a pesar de los sondeos del Ejecutivo de Pedro Sánchez para encontrar una mediación. Además, el Vaticano siempre ha señalado al cardenal Osoro, arzobispo de Madrid, como el interlocutor adecuado.

El Gobierno español ha asegurado en varias ocasiones que tiene la promesa tanto de Osoro como del Vaticano de que no se opondrán a la exhumación. Y ambos organismos han dicho públicamente en sendos comunicados que no rechazan la exhumación, aunque pedían un acuerdo entre el Gobierno y la familia. “El cardenal Pietro Parolin [mano derecha del Papa] no se opone, si así lo han decidido las autoridades competentes”, sentenció el Vaticano en octubre.

En ese momento la familia Franco había anunciado recientemente su deseo de que los restos del dictador fueran enterrados en la catedral de La Almudena si salían del Valle de los Caídos y los obispos españoles habían declarado que no podrían hacer nada para impedirlo. La vicepresidenta, Carmen Calvo, se reunió en Roma, el 29 de octubre, a puerta cerrada con el número dos del pontífice argentino y el asunto espinoso de la exhumación del dictador ocupó buena parte del orden del día. A la salida del encuentro, la vicepresidenta aseguró que el secretario de Estado vaticano estaba de acuerdo con buscar una alternativa a la inhumación en la cripta familiar de la catedral madrileña. “Acordamos trabajar de manera conjunta para encontrar una salida que obviamente no puede ser La Almudena”, sentenció Calvo.

Sin embargo, poco después, el Vaticano, nada propenso a aportar información sobre las reuniones que mantiene con políticos de otros países y menos aún a matizar declaraciones de Gobiernos, rectificó a través de un inusual comunicado las palabras de la vicepresidenta española y aseguró que el cardenal Parolin no se opone a la exhumación, “pero en ningún momento se pronunció sobre el lugar de la inhumación”. Se interpretó como la necesidad de la Santa Sede de dejar clara su voluntad de no ser instrumentalizada políticamente en el conflicto. En cualquier caso quedó por escrito que la exhumación cuenta con el visto bueno de la Iglesia.

El Gobierno llevará a la fiscalía el vídeo en el que el PP ironiza con la muerte de Sánchez

Previous article

Sanitarios vascos vestirán chalecos especiales contra las agresiones

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Politica