Opinión

El 21-D está entre culpables y radicales

0

Cataluña se prepara para un 21-D –debido a la celebración del Consejo de Ministros– donde, casualmente, se condensan varios acontecimientos. Una Dos huelgas, una de Renfe y otra de Mossos, todo aliñado con  la revolución callejera de los CDR y sus superiores en violencia –que ya es decir– los conocidos Grupos Autónomos de Acciones Rápidas (GAAR) . Todo junto y condensado, además, en el comienzo de un puente festivo por la Navidad, de modo que los problemas tendrán, sin duda, ese puntito explosivo que se busca.

Los días de la ira se acercan, valga el uso de la palabra con doble sentido, porque tenemos publicadas las instrucciones que de la kale borroka independentista-comunista catalana. Se preparan para la confrontación violenta sin precedentes en la que expresamente declaran que van a sabotear la región entera –sus vías, sus calles, sus carreteras– y van a atacar a todas las Fuerzas de Seguridad del Estado para sembrar el caos. Todo ello, dicen, sin usar la vía de la violencia, una declaración absolutamente manipulada que pervierte el lenguaje de manera absurda.

No obstante, recordemos que en su comunicado también relatan que, si no les hace caso, irán directamente a asaltar el Parlamento catalán.  Y esto, señores, es muy grave.

La sátrapa de Cabra ataca de nuevo

Previous article

La vuelta de los cisnes negros a EEUU

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Opinión