España

CaixaBank baja el 7,22% en bolsa tras anunciar menor beneficio de lo esperado

0

La entidad ganó en el 2018 el 17,8% más, hasta 1.985 millones de euros

La contribución del BPI portugués asciende a los 380 millones, incluidas sus participadas

CaixaBank cerró el 2018 con un beneficio de 1.985 millones de euros, el 17,8% más que el año anterior, gracias al crecimiento de los ingresos del negocio bancario, la mayor aportación del portugués BPI y la reducción de las dotaciones, según las cuentas que ha hecho pública la entidad este viernes. Sin embargo, las bolsas reaccionaron este viernes con un duro varapalo a esos datos. CaixaBank bajo al cierre de la sesión el 7,22%, aunque en algunos momentos de la sesión bursátil el desplome llegó a ser superior al 10%. 

Mientras Jordi Gual, su presidente, y Gonzalo Gortázar, su consejero delegado, presentaban en València los resultados, la cotización de la acción de la compañía recibía en la bolsa un claro castigo, ya que se esperaba una cifra de beneficios superior a los 2.100 millones de euros. “Yo tampoco lo entiendo, pero el mercado valora expectativas. La comparativa no es con que el año sea bueno o no, sino con las expectativas”, dijo Gortazar.

La entidad, que recientemente presentó su plan estratégico para el período 2019-2021, vendió en el último año su negocio inmobiliario, alcanzó una participación del 100% en BPI y acordó desprenderse del 9,36% que mantenía en Repsol. Todas estas operaciones han influido en las cuentas del grupo.

Gortázar también destacó que la entidad está presentando las expectativas para el 2019: “Estamos haciendo un ejercicio de responsabilidad porque hay una fuerte inercia de crecimiento de gastos, el volumen no sube y y los tipos de interés tampoco”. “Nuestra visión de un entorno de dificultad para los próximos 12 meses puede ser que tenga que ver”, apuntó, aunque se mostró convencido de que a medio y largo plazo el mercado “reconoce estrategias sensatas”.

Un 2019 de menos a más

En la intervención con la que Gual abrió la comparecencia aseguró que están “muy satisfechos” por haber logrado cumplir con los principales objetivos del su plan estratégico 2015-18 pero admitió que el cierre de este ejercicio estuvo marcado “por las tensiones comerciales entre China y EEUU, la subida de tipos en países emergentes y las incertidumbres sobre el ‘brexit’ y la prima de riesgo italiana”.

“En el tramo final ha habido una clara desaceleración vinculada a esos focos de tensión y el año empezará marcado por esos mismos factores. Puesto que es poco probable que se resuelvan de manera inmediata todo el mundo espera y nosotros también que el crecimiento será algo inferior pero en la medida que remitan el año podrá ir de menos a más al revés del año pasado”, apuntó. 

En cuanto a España, apuntó que “aunque la situación también es compleja” tiene una “relativa estabilidad porque se cumplen todos los parámetros constitucionales”. Gual dijo que se espera un crecimiento de la economía mundial “razonablemente bueno” del 3,4%, que parece cercano el final del ciclo de subidas de tipos de la FED y que el BCE seguirá muy activo en los mercados pero que en Europa continuará la situación de “tipos muy bajos durante muchos tiempo”. 

Respecto de España ha desvelado que esperan que mantenga un crecimiento “notable”, que repetiría el 2,5% del 2018, y que la tasa de paro podría bajar del 15,3 al 13,8%.

El 2018 de la entidad

Para CaixaBank, el 2018 ha estado marcado por haber alcanzado una participación del 100% en BPI, haberse desprendido del 9,36% que mantenía en Repsol, haber recomprado el 51% de ServiHábitat y haber reclasificado la participación en el angoleño BFA que tienen a través del BPI de asociada a disponible para la venta con un efecto técnico de -139 millones, sobre un total de -844 millones.

“El año no solo ha sido positivo desde el punto de vista de mejora del resultado final sino de la calidad del resultado pues incluye cargos negativos que nos va a permitir a partir de ahora tener resultados aún más positivos”, ha señalado Gortazar. 

En España, el resultado del Grupo CaixaBank alcanzó los 1.605 millones, un 6,4% más, mientras que la contribución del portugués BPI en Portugal asciende a 262 millones, frente a los 176 millones de euros en el ejercicio 2017, pero con sus participadas asciende a 380 millones.

El margen bruto se situó en 8.767 millones de euros (+6,6%) por la fortaleza de ingresos básicos del negocio bancario, que aumentan el 4,2% en el grupo hasta los 8.217 millones, y el margen de intereses creció el 3,4% y alcanzó los 4.907 millones.

El negocio de las participaciones contribuyó al grupo con un resultado de 54 millones, impactado por el resultado negativo de 453 millones derivado del acuerdo de venta de la participación en Repsol. Los ingresos procedentes del total de la cartera de participadas se sitúan en 972 millones, e incluyen los ingresos por dividendos, básicamente de Telefónica, y los resultados de las entidades valoradas por el método de la participación, como Erste Bank, SegurCaixa Adeslas, BFA y Repsol (sin el impacto de la venta de la participación).

El negocio inmobiliario

Gortazar se mostró satisfecho por la venta del negocio inmobiliario a Lone Star, con lo que sus saldos dudosos descienden hasta los 11.195 millones de euros y la ratio de morosidad se situó en el 4,7%, frente al 6% de cierre del ejercicio 2017. Excluyendo esa operación, CaixaBank logró vender inmuebles en el 2018 por 2.060 millones, el 28% más que en 2017.

El consejero aseguró que la crisis que se abrió con la posibilidad de que los bancos tuvieran que asumir retroactivamente los gastos de los impuestos de actos jurídicos de las hipotecas no ha tenido impacto. “En el cuarto trimestre, la cifra es muy positiva, una producción 9% mayor que año anterior y 8% respecto del tercer trimestre, no se ha visto el impacto”, afirmó.

Bankia, BBVA y dividendo único

Gortazar negó una vez más que tengan interés o alguien les haya preguntado por la posibilidad de adquirir Bankia y dijo que están centrados en culminar la integración del BPI. Por su parte Gual no ha querido comentar nada de las informaciones que vinculan al expresidente del BBVA con el excomisario Villarejo y se ha limitado a recordar que “nuestra entidad tiene un enfoque de banca socialmente responsable que se traduce tanto en su praxis diaria comercial como en su filosofía y sus valores”.

El presidente explicó también la decisión de pasar de dos dividendos anuales a su accionista a uno solo y ha dicho que es “practica común” en los bancos europeos y “un ejercicio de prudencia”. 

Los pros y contras de las cinco películas candidatas al Goya 2019

Previous article

Horóscopo de hoy, sábado 2 de febrero del 2019

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in España