Politica

Cae ‘la banda de Nestor’, el mayor creador de identidades falsas de España

0

Desde un edificio de oficinas de Rivas Vaciamadrid montó la mayor ‘industria’ de falsificación de documentos conocida hasta la fecha

En un edificio de oficinas de Rivas Vaciamadrid, camuflado como una suerte de imprenta, tenía montada toda una industria de falsificación de documentos: DNI, pasaportes, tarjetas de residencia, visados… A Nestor Anibal, una vida de 70 años dedicada a crear identidades falsas —incluidas la cuatro suyas—, lo pillaron con todo el equipo: dos sofisticados grabadores láser, maquinaria para realizar cortes en material plástico en alta velocidad, seis impresoras de sublimación digital para imprimir fondos de seguridad, dos prensas de impresión tampográfica y termográfica, dos escáneres, seis impresoras láser, tres equipos informáticos de última generación y unas 2000 tarjetas en blanco (PVC y PC), la mayoría con el chip incorporado…  No había papel que se le resistiera, tenía toda la infraestructura necesaria para realizar cualquier tipo de falsificaciones, sin requerir laboratorios complementarios.

Los agentes del Grupo Técnico Falsedades documentales de la Policía Nacional que le seguían la pista desde el verano pasado, le detuvieron junto a su hijo, junto a un empleado que hacía las funciones de técnico de mantenimiento de la maquinaria y otras nueve personas, casi todos españoles e intermediarios marroquíes que, además, integraban su círculo de confianza encargado de gestionar los encargos, los pagos y las entregas de los documentos con un coste de hasta 5.000 euros.

Las cuatro identidades falsas de Nestor

Nestor Aníbal, argentino, llevaba 30 años en España de forma irregular usando —que se sepa— cuatro identidades de manera simultánea y utilizadas para distintos fines. Unas veces era Néstor Aníbal,  y otras era Juan Carlos, Alfredo y Mateo, una de ellas era la que usaba para su actual mujer, con quien había llegado a abrir hasta un plan de pensiones y una caja de seguridad donde almacenaban 25.000 euros.

Para los investigadores, se trata del “mayor laboratorio de falsificación documental localizado hasta la fecha”. Las pesquisas comenzaron el pasado mes de junio de 2018. Los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una organización criminal dedicada a la falsificación de documentos de identidad para facilitar la introducción en nuestro país de ciudadanos marroquíes. Tras constatar los hechos y realizar diversas gestiones comprobaron que la red estaba liderada por ciudadanos argentinos y españoles que contaban con una red de intermediarios de origen marroquí. Los intermediarios se encargaban de facilitar a sus compatriotas las documentaciones a través de familiares que estuvieran en España.

Una vez elaborado el documento, los falsificadores los hacían llegar a los intermediarios mediante mensajería postal realizándose el pago a través de transferencias bancarias o entidades de envío de dinero. Una vez que los documentos estaban en posesión de sus destinatarios en Marruecos, estos accedían a territorio español por vía aérea en vuelos directos o a través de las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla.

Pasaportes a 5.000 euros

El pago de los usuarios finales variaba en función del tipo de documento. Por los pasaportes se pagaban 5.000 euros, mientras que por los permisos de residencia y de conducción alrededor de los 800 y los 1.500 euros. La variedad de documentos que falsificaban era muy elevada, muestra de su profesionalización, ya que elaboraban pasaportes —italianos, argentinos y marroquíes—, cartas de identidad francesas o italianas, visados estadounidenses o tarjetas de residencia de España (régimen general y comunitario).

Los agentes constataron que no se dedicaban únicamente a la venta de documentos falsificados para la entrada ilegal en España, sino que también eran utilizados para la constitución de empresas, la apertura de cuentas bancarias, la solicitud de créditos o la obtención de permisos de conducir. En algunos casos se ha detectado la presentación a lo exámenes de otras personas, previa manipulación de la fotografía y del chip del pasaporte español de los interesados.

Tras analizar toda la información recopilada, los agentes llevaron a cabo un importante operativo bautizado, como Operación Chacal, que finalizó con la detención de 12 personas en Madrid (6), Barcelona (4), Vigo (1) e Ibiza (1) entre los que se encuentran los líderes de la organización. Los investigadores practicaron nueve entradas y registro en inmuebles de Madrid (5), Barcelona (3) e Ibiza (1) donde intervinieron dinero en efectivo (75.000 euros y 20.000 dólares), 4 vehículos, 1 dron, varios dispositivos de almacenamiento masivo de información, documentos falsificados y otros en proceso de falsificación, así como soportes de documentos y medidas de seguridad.

La Policía investiga si las nuevas pateras se fabrican en España

Previous article

La extrema derecha se suma a la manifestación del domingo para echar al “usurpador” Sánchez

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Politica