Deportes

AD Llerenense, la historia de fidelidad de un equipo a su pueblo

0

La familia de la AD Llerenense posa para ABC – Tercera división

El club de Badajoz preserva el romanticismo en Tercera división y toda la plantilla es de este pequeño municipio

Enrique Freire copó minutos en los informativos de toda España cuando, en mayo en 2017, entrenaba al modesto CD Berlanga. En un gesto sin precedentes que no pasó desapercibido, hizo debutar a Antonio Jesús Sánchez, un jugador con parálisis cerebral, durante un partido de Liga de la Primera Extremeña contra la AD Llerenense, curiosamente el club del pueblo en el que nació este técnico. Al final de esa temporada, el preparador volvió a casa y ahora ocupa el banquillo del conjunto de Llerena (Badajoz) en Tercera división. Un equipo que sorprende al revisar sus fichas porque todos sus futbolistas y miembros del cuerpo técnico son de este municipio de menos de 6.000 habitantes. Un caso único en categoría nacional.

El día del debut de Antonio Jesús, Enrique Freire volvió a confirmar que el fútbol, al menos en la base, no ha perdido aún el corazón, aunque el protagonista lo recuerda con modestia. «El chaval se lo merecía, había trabajado fenomenal con los juveniles y fue un premio», explica el técnico a ABC antes de comenzar un entrenamiento con la AD Llerenense, el equipo por el que fichó en verano de 2017. Rafael Candalijas había llegado a la presidencia y, junto a un grupo de amigos, se propuso relanzar el fútbol en Llerena apostando decididamente por el producto local. Freire era el idóneo para sentarse en el banquillo y llamaron a su puerta. «Éramos aficionados, pero desconocíamos este mundo. Nos decidimos a entrar porque el fútbol cada vez iba a menos en el pueblo. Era una pena», recuerda el dirigente. Las deudas no asustaron a Jesús Bermúdez, su vicepresidente, ni al resto de la junta directiva. Tampoco al entrenador, que dio el «sí, quiero». El equipo está ahora saneado, paga al día y presume de que toda su plantilla es de Llerena. «De los 21 futbolistas, solo uno es de fuera. En toda regla hay una excepción», confiesa el presidente con sonrisa pícara.

«Experiencia maravillosa»

«Estar peleando en Tercera con un equipo formado por chicos del pueblo es una experiencia maravillosa. En el fútbol profesional es imposible y en las categorías más modestas tampoco es ya habitual. El romanticismo que tiene ir al campo y que todos los jugadores sean de aquí hace el fútbol diferente, es más bonito», apunta el técnico, que a final de la temporada pasada sacó al Llerenense de la Regional. Su objetivo ahora es, evidentemente, la permanencia en Tercera y el club se encuentra fuera del descenso. «Si tuviéramos tres o cuatro chicos de fuera no perdería el encanto, ni mucho menos. El problema en un equipo de estas categorías es cuando la situación es al revés, cuando solo tres son de casa».

Freire, entrenador

El presidente confirma la afirmación del técnico. «Cuando llegamos al club, solo seis o siete jugadores eran de Llerena y peleamos por evitar el descenso hasta el final». Acabado el curso, fue el momento de dar un golpe de timón y se pensó en alguien del pueblo para dirigir el vestuario. La apuesta por la cantera de este municipio funciona. «Convencimos al entrenador y a su cuerpo técnico, todos de aquí, para el banquillo. Logramos regresar a Tercera división después de 28 años», recuerda Candalijas. Pero la clave del éxito de este modesto club no solo está en la fidelidad al hogar y en ese profundo sentido de pertenencia. «Hay un pequeño secreto: los jugadores, de distintas generaciones, son muy buenos», apostilla el entrenador. El secreto también está en el trabajo: «Simeone habla del partido a partido, nosotros disfrutamos del entrenamiento a entrenamiento».

Muchas horas de trabajo

Llerena es un atractivo municipio de la campiña sur que ha sufrido la emigración en las últimas décadas. Freire conocía a la mayoría de sus jugadores porque es profesor y había dado clase a la mayoría de ellos. «Que defiendan la camiseta del equipo de su pueblo es una motivación extra, para lo bueno y también para lo malo. Se disfruta más en la victoria, pero también se sufre más en la derrota», explica el entrenador. Para los futbolistas, fallar a la numerosa afición que cada domingo les acompaña en las gradas del Fernando Robina supone una enorme decepción. «En la plantilla hay repartidores de pan, jardineros municipales, camareros… El día después de una derrota es muy duro para ellos», reconoce Jesús Bermúdez.

Como todas las directivas del fútbol de barro, la de la AD Llerenense emplea muchas horas para poder sacar adelante al equipo. «Al llegar, estuvimos tres meses pintando y mejorando las instalaciones. Recibimos una pequeña subvención municipal y otra de la Federación, pero hay que buscar publicidad, hacer rifas y cenas para cuadrar el presupuesto. El pasado año acabamos con un pequeño superávit», afirman los directivos con orgullo. Un ejemplo de gestión en una categoría en la que plantillas de clubes históricos como el Cacereño o el Écija, en el grupo andaluz, han denunciado ya problemas de impagos. «Este es un club serio y comprometido socialmente», destaca su técnico.

Hace décadas, la AD Llerenense se enfrentó en la Copa del Rey a equipos como el Getafe o el desaparecido Pegaso. Con el actual formato, volver a esa competición es un sueño casi imposible para este modesto, pero los sueños para este ejemplar equipo de pueblo están para cumplirse. Aunque este domingo el equipo, que alineó a cuatro juveniles de su cantera, perdiera en Plasencia (4-0), para tristeza de su aficionado más fiel, Rafa Saínz-Maza, un hincha que en el norte de España, a cientos de kilómetros, vive con pasión el día a día del conjunto extremeño.

Una directiva de casa

Presidente: Rafael Candalija Murillo.

Vicepresidentes: Jesús Bermúdez Lorenzo y Antonio Bermúdez Lorenzo.

Secretario General: Valentín Cortés Larrey.

Adjunto a Secretaría: Sergio Villarroel Hidalgo

Tesorero: Álvaro Curado Menacho.

Adjuntos a Tesorería: Rafael Ajenjo Pacheco y Sandalio Murillo Rodríguez.

Coordinador de Cantera: Norberto Antonio Benjumea Herrera

Vocales: Manuel Rubio Merchán, Manuel Rodríguez Cebada, Fernando Murillo Pozo, Eduardo Núñez Platero, Mario Ibáñez Rodríguez, Francisca Millán Regaña, Raquel Cruz Palop y Raúl Morales Sabido.

Antonio Toledo, el decano de la Liga

Previous article

La campeona olímpica sopesó amputarse las piernas

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Deportes